En los últimos años, cualquiera de nosotros ha visto como internet ha revolucionado el mundo y la forma en la que el marketing digital está evolucionando es abismal.

Todas las empresas cada vez ven más necesario utilizar este canal de una forma u otra, ya sea como medio de comunicación a través de un blog, o a través de las redes sociales; para vender un producto o para aportar información sobre las características de un producto a través de una página web, de tal forma que cualquiera persona pueda obtener esa información tan necesaria de una forma rápida y eficaz sin tener que acudir al punto de venta y tener que preguntarle al dependiente de la tienda... Todo esto ha provocado a que la mayoría de las empresas ya sean pequeñas o grandes empresas tengan que adaptarse a este “nuevo mundo” y a tener que digitalizarse. Como se suele decir “si no estás en internet no existes”.

Esto no quiere decir que las empresas estén dejando de lado las estrategias de marketing convencional y solo opten por utilizar estrategias de marketing digital para acercarse a sus clientes o posibles clientes potenciales. La publicidad tradicional (como son los anuncios en radio, televisión y prensa, folletos…) siguen siendo soportes utilizados por la mayoría de las empresas, pero estos ya no son “suficientes” por si mismos para captar la atención del público sobre una marca o una empresa.

Pero... ¿Qué ventajas nos proporciona una estrategia de marketing online frente a una estrategia de marketing convencional?

Marketing

1. El marketing digital ofrece a las pequeñas empresas competir al mismo nivel que las empresas grandes.

Ambas tienen a su disposición diferentes herramientas que permiten obtener el mismo impacto y notoriedad. Otra cosa es saber utilizar estas herramientas de una forma eficaz y eficiente para poder competir el resto.

2. Es más rentable que el marketing tradicional.

Con menos recursos podemos llegar a conseguir grandes resultados.  Dentro del marketing digital existen diferentes estrategias para posicionar la marca de una empresa en los buscadores (Google, Bing, Yahoo…). Cualquiera Pyme puede optar a desarrollar una estrategia de marketing digital y que sea efectiva y rentable, ya sea desde la creación de contenidos, realizar publicidad en las redes sociales, realizar publicidad online a través de palabras clave para aparecer en las primeras posiciones de los buscadores a través de Google Adwords etc.

3. Podemos medir el ROI.

Es decir, podemos medir la rentabilidad de la inversión producida en una campaña de marketing online. Por un lado, tenemos herramientas de analítica que nos permiten hacer un seguimiento a la campaña y del cliente. Por otra parte, existen diferentes plataformas que nos ofrecen estadísticas sobre el número de clicks, impresiones, y el coste de estas mismas (CPC, CPL, CPA…). Para el que no esté familiarizado con estas siglas, el CPC es el coste por cada click que un usuario realice en nuestro anuncio, el CPL, es el coste a pagar por un lead o cliente potencial, el CPA es el coste por adquisición, es decir, el coste total invertido para formalizar una venta. Y así una infinidad de "estadísticas" que solo a través de estas herramientas podemos obtener, y que en definitiva nos proporcionan una información imprescindible para poder optimizar en las futuras acciones que llevemos a cabo con estrategias de marketing digital que a través de otros medios como puede ser un anuncio en televisión o comprar una impresión en prensa tradicional son prácticamente imposibles de medir.

4. Facilita la interacción y la proximidad con la audiencia.

Las estrategias de marketing digital permiten ofrecer a la empresa un trato único, personalizado, directo y efectivo con el cliente, además de fomentar la participación en las diferentes redes sociales como parte del marketing digital.

5. Segmentación.

La facilidad que nos permite el marketing online en cuanto a poder realizar estrategias de segmentación y poder dirigirnos directamente a nuestros potenciales clientes, aumenta las posibilidades de conseguir una venta o el objetivo que nos propongamos.

Marketing digital

6. Es flexible y adaptable.

Permite controlar y corregir a tiempo real. Por ejemplo, si estamos realizando una campaña en Google Adwords y queremos posicionar nuestro producto en las primeras posiciones de Google (Posicionamiento SEM) podemos ver que palabras clave están funcionando mejor y eliminar aquellas que consideremos que no están trayendo el tráfico cualificado a nuestra web y así optimizar nuestras campañas para obtener los mejores resultados posibles.

7. Control total de nuestras campañas y del presupuesto.

Podemos ejecutar nuestras campañas y detenerlas siempre que queramos. Las acciones de marketing digital son medibles en su totalidad.

8. Aumento de las compras por internet.

Según el Confidencial Digital el 70% de los hogares españoles, lo que supone casi 11,1 millones de viviendas compran por internet. Las empresas se están dando cuenta de que la manera de llegar hoy en día a sus clientes es a través de internet, o se digitalizan o están perdiendo las oportunidades que probablemente sus competidores ya las están aprovechando. ¿A qué esperas?

9. No existen fronteras.

Gracias a internet y a las técnicas que nos ofrece el marketing digital podemos llegar a cualquier punto y alejarse de las limitaciones propias del área geográfica en el que se encuentra tu empresa.

¿Te he convencido para que empieces a desarrollar tu estrategia de marketing digital para tu pequeña o mediana empresa? Con el uso de internet y de las redes sociales puedes mejorar tu presencia online, incrementar el valor de tu marca, comercializar tu producto o servicio... ¡Nunca es tarde!

Para más información, duda o consulta no dude en ponerse en contacto con nosotros. También puedes seguirnos en nuestra cuenta de Facebook o Linkedin para estar atentos a nuevas publicaciones. ¡Hasta la próxima!